Los neumáticos con la única pieza del coche que más sufre en el día a día, ya que están en continuo contacto con el asfalto y en continuo desgaste. En Romadrid te contamos en qué consiste la equivalencia de los neumáticos, un indicativo clave para poder reponerlas siguiendo las características que necesita tu coche.

Equivalencia de neumáticos

La equivalencia de los neumáticos es el indicativo que asegura que tengas una conducción segura y sin sorpresas desagradables. Además de hacer una revisión de su presión, su desgaste o sus prestaciones estacionales, es importante que tengas en cuenta su equivalencia si deseas aumentar de tamaño o simplemente cambiar de características. Comprobar la equivalencia debe de ser lo primero que se haga en todos los chequeos ordinarios de tu coche, para afianzar que has utilizado los neumáticos correctos.

¿Qué es la equivalencia de neumáticos?

Cuando queremos cambiar los neumáticos y modificar sus características, es importante que tengamos en cuenta las medidas, la carga que soporta o incluso la velocidad máxima del motor: en definitiva su equivalencia. Muchas veces queremos modificar los neumáticos para mejorar las prestaciones de nuestro coche, para dar otro estilo rompedor o simplemente por cuestiones de cambios estacionales. En todos estos cambios, hay que consultar la tabla de equivalencias y respetar las necesidades y características de tu coche.

Tabla de equivalencia de neumáticos

¿Quieres consultar si esos neumáticos que tanto te gustan son aptos para tu coche? Lo que hay que hacer es consultar la equivalencia de estos, recurriendo a la tabla de equivalencias. En ella viene especificado el índice de carga, el código de velocidad, el perfil de la llanta y el diámetro exterior. Nuestros expertos de Romadrid te ayudarán a elegir los más adecuados, teniendo en cuenta también tus gustos y necesidades como conductor. Esto además hará posible que superes la ITV sin riesgo a sanciones.

¿Es importante calcular la equivalencia de los neumáticos?

No solo es importante calcular la equivalencia de los neumáticos por consejo de los fabricantes, sino que estos harán posible que la adherencia sea la correcta y la capacidad del vehículo se mantenga intacta en todo momento. Asegúrate de que las medidas sean las legales y las homologadas para superar la ITV: consulta la ficha técnica de tu coche.

¿Cuándo es recomendable usar los neumáticos all season?

En principio este tipo de neumáticos son perfectos para los conductores de nuestro país, cuyo clima puede resultar cambiante durante todo el año, especialmente en las zonas más cálidas con menos lluvias. También son recomendables para zonas en las que hay problemas de hielo o nieve. Déjate asesorar por nuestros expertos e instala las que mejor funcionan en tu coche. Tener en tu coche neumáticos all season es tener garantía de alto rendimiento durante todo el año, cumpliendo todas las exigencias incluso en carreteras mojadas.

Adquiere estos neumáticos y apuesta por la comodidad que siempre te permiten, con rendimiento, seguridad e innovación. Descubre tú mismo por qué han tenido gran acogida en los últimos años.

¿Qué pasa si no se calcula bien la equivalencia de los neumáticos?

No calcular bien esta equivalencia y cambiar las ruedas sin consultar a expertos, puede suponer un grave peligro para la seguridad vial. Si el neumático es ligeramente más ancho, podrás tener más estabilidad en carretera, con una adherencia mayor y con la frenada más corta. En contraste, si es más estrecha tienes más resistencia a los deslizamientos por agua, hay menos nivel de ruido y el precio es más económico. ¿Quién decide por tanto qué neumático es el ideal para tu coche? Pues los mecánicos, en base a la tabla de equivalencias.

¿Qué es la ET de las llantas?

El ET de llanta o desplazamiento es un el indicativo que define si una llanta es correcta o no para tu coche. El ET es la cifra que indica el desplazamiento del centro de la llanta hasta el punto de apoyo de esta sobre el coche, pudiendo ser tanto positiva como negativa. Cada coche tiene un ET diferente, en función del modelo, la marca y el año. No olvides consultar con los profesionales del motor para conocer los parámetros que se ajustan a tu llanta.

Para cualquier revisión o cambio en tu coche, acude a Romadrid, donde cuidamos tu coche para que siempre esté como nuevo. No dudes en venir a visitarnos y beneficiarte de todas las ofertas y promociones que tenemos vigentes en nuestro taller.