Cuidar de los neumáticos que monta nuestro coche es esencial, ya que es la única parte del vehículo que se conecta con la carretera y que está en continuo rozamiento. No solo es importante mantener la equivalencia de los neumáticos o cambiar los neumáticos según la estación, sino también vigilar su presión, que puede variar constantemente según cargas en el maletero, acompañantes, temporal… En Romadrid te contamos por qué es fundamental vigilar esta cuestión y hacer una revisión ocasional.

¿Cuál es la presión correcta de los neumáticos?

Los neumáticos son la pieza clave de nuestro coche, por eso es fundamental que su mantenimiento y su presión sean perfectas. Esto lo marca el fabricante, pero puede variar ligeramente según el peso o la carga que esté soportando el modelo. Desde el año 2014, todo coche de nueva fabricación debe de tener instalado un sensor de presión de neumáticos, conocido como TPMS, que hace mucho más sencilla la función de control de la presión de los neumáticos.

La presión de los neumáticos puede variar según el modelo, no hay una cifra unificada para todos, pero sí hay un rango generalizado que marca entre los 2 bares y los 2,5. Consulta con cada fabricante, para seguir las especificaciones de tu vehículo y tener la presión correcta. Debemos de tener una rueda de repuesto en el coche, cuya presión sí debe de ser entre os 3,5 y los 4,5 bar, ya que solo puede circular a 80 kilómetros por horas como velocidad máxima. En el flanco de la rueda puedes consultar las medidas exactas.

¿Qué pasa si los neumáticos están muy inflados?

Llenar de aire más de lo debido los neumáticos provoca una adherencia mucho menos y menos uniforme, provocando deformaciones e incluso posibles reventones. Siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante, si no queremos arriesgar la seguridad del vehículo. La frenada también es menos eficaz, restando la superficie de contacto.

Por el contrario, cuando la presión de los neumáticos es inferior, la banda de rodadura tendrá más rozamiento por los flancos y la dirección será mucho más pesada y difícil de controlar. Además, los neumáticos desinflados provocan que se consuma mucho más carburante del deseado.

¿Cuál es la presión correcta para los neumáticos de una moto?

En las motos la presión es totalmente distinta que en los coches, dependiendo del tipo de circulación que hagamos y de las características motoras. Algunas especificaciones genéricas apuntan a que los neumáticos delanteros no deben de bajar los 2,0 bares ni superar los 2,2. En la parte trasera, debemos hincharlas sin superar los 2.0 bares.

¿Dónde comprobar la presión correcta de los neumáticos en Madrid?

La presión adecuada de los neumáticos de tu coche es tu gran aliado para evitar frenadas poco eficaces, poca estabilidad en las curvas, menos agarre, desgastes en el centro de la rueda, aquaplaning o incluso desgaste lateral.

Te recomendamos que siempre acudas a los mejores expertos para conocer cuál es la presión adecuada para tu coche. Puedes encontrar la presión en la tapa del depósito de combustible, en el interior de la puerta del conductor o en el manual de usuario del vehículo. Puedes comprobar la presión por medio de los sensores instalados o también acudiendo a tu taller de confianza.